Envenenamiento DNS

Mediante el uso del envenenamiento DNS (servidor de nombres de dominio, por sus siglas en inglés), los piratas informáticos pueden engañar al servidor DNS de cualquier equipo para que crea que los datos falsos que le proporcionan son legítimos y auténticos. La información falsa se guarda en caché por un período determinado, lo que les permite a los atacantes reescribir respuestas DNS de direcciones IP. Como resultado, los usuarios que intentan acceder a sitios Web de Internet descargarán virus o gusanos informáticos en lugar del contenido original.