Bloqueador de exploits

Bloqueador de exploits está diseñado para fortalecer diferentes tipos de aplicaciones comúnmente explotadas como los navegadores web, los lectores de PDF, los clientes de correo electrónico y los componentes de MS Office. Funciona controlando el comportamiento de los procesos en busca de actividad sospechosa que puede indicar un exploit.

Cuando el bloqueador de exploits identifica un proceso sospechoso, puede detener el proceso inmediatamente y registrar datos acerca de la amenaza, que se envían al sistema de la nube ThreatSense cloud system. El laboratorio de investigación de ESET procesa los datos y los utiliza para proteger mejor a los usuarios frente a amenazas desconocidas y ataques zero-day (malware recientemente lanzado para el que no hay una solución configurada previamente).