Exploración de memoria avanzada

Exploración de memoria avanzada trabaja en conjunto con el bloqueador de exploits para fortalecer la protección contra malware diseñado para evadir la detección por los productos antimalware con el uso de ofuscación o cifrado. En los casos en los que la emulación o la heurística ordinarias no detecten una amenaza, la exploración de memoria avanzada puede identificar un comportamiento sospechoso y buscar amenazas cuando se manifiestan en la memoria del sistema. Esta solución es efectiva contra malware severamente ofuscado.

A diferencia del bloqueador de exploits, la exploración de memoria avanzada es un método posterior a la ejecución, lo que significa que existe un riesgo de que se haya realizado alguna actividad maliciosa antes de la detección de una amenaza; sin embargo en caso de que hayan fallado otras técnicas de detección, ofrece una capa adicional de seguridad.