Ataques de denegación de servicio

Los ataques de Denegación de servicio o DoS son un intento de dejar un equipo o una red sin disponibilidad para sus usuarios originales. Obstruyen la comunicación entre los usuarios afectados, que ya no puede continuar de manera funcional. Los equipos expuestos a ataques de denegación de servicio por lo general necesitan reiniciarse para que funcionen correctamente.

En la mayoría de los casos, los objetos del ataque son los servidores Web y el propósito es que dejen de estar disponibles durante un período determinado.