Cuarentena

El objetivo principal de la cuarentena consiste en almacenar los archivos infectados de forma segura. Los archivos deben ponerse en cuarentena cuando no se pueden limpiar, cuando no es seguro o recomendable eliminarlos o cuando son detectados erróneamente por ESET Cyber Security.

Puede elegir poner cualquier archivo en cuarentena. Esta acción es recomendable cuando un archivo se comporta de manera sospechosa pero la exploración antivirus no lo detecta. Los archivos en cuarentena se pueden enviar para su análisis al Laboratorio de amenazas de ESET.

Los archivos almacenados en la carpeta de cuarentena se pueden visualizar en una tabla que muestra la fecha y la hora en que se pusieron en cuarentena, la ruta a la ubicación original de los archivos infectados, su tamaño en bytes, el motivo (por ej., agregado por el usuario) y la cantidad de amenazas (por ej., si se trata de un archivo comprimido que contiene varias infiltraciones). La carpeta de cuarentena con los archivos en cuarentena () permanecerá en el sistema incluso después de desinstalar ESET Cyber Security. Los archivos en cuarentena se guardan en un formato seguro codificado y se pueden restaurar nuevamente tras instalar ESET Cyber Security.