Troyanos

Históricamente, los troyanos (caballos de Troya) informáticos se definieron como una clase de amenazas que intenta pasar por programas útiles y engañar a los usuarios para que los ejecuten.

Debido a que los troyanos son una categoría muy amplia, a menudo se divide en varias subcategorías:

Descargador: Programas maliciosos con capacidad de descargar otras amenazas desde Internet.

Lanzador: Programas maliciosos con capacidad de lanzar otros tipos de malware a equipos expuestos.

Programa de puerta trasera: Programas maliciosos que se comunican con atacantes remotos, permitiéndoles obtener acceso al equipo y controlarlo.

Registrador de pulsaciones : es un programa que registra cada pulsación que el usuario hace en el teclado y envía la información a atacantes remotos.

Marcador : programas maliciosos diseñados para conectar el equipo a números con tarifas más elevadas de lo normal en lugar de hacerlo con el proveedor de servicios de Internet del usuario. Resulta casi imposible que el usuario advierta que se creó una nueva conexión. Los marcadores solo pueden perjudicar a los usuarios que se conectan a Internet a través de un módem de discado telefónico, lo que está dejando de ser habitual.

Si un archivo de su equipo es identificado como un Troyano, se aconseja eliminarlo, ya que lo más probable es que no contenga más que códigos maliciosos.