Prevención

Cuando trabaja con su equipo y, en particular, cuando navega por Internet, recuerde que ningún sistema antivirus del mundo puede eliminar completamente el riesgo de las infiltraciones y de los ataques. Para ofrecer la máxima protección y conveniencia, es imprescindible utilizar su solución antivirus correctamente y atenerse a varias reglas útiles:

Actualizaciones habituales

De acuerdo con las estadísticas de ThreatSense, cada día se crean miles de infiltraciones nuevas y únicas para evadir las medidas de seguridad existentes y generar ganancias para sus creadores (a costa de otros usuarios). Los especialistas del laboratorio de investigación de ESET analizan dichas amenazas diariamente, y luego preparan y lanzan actualizaciones para mejorar en forma continua el nivel de protección de los usuarios. Para asegurar la máxima eficacia de estas actualizaciones, es importante configurarlas adecuadamente en el sistema. Para obtener más información sobre cómo configurar las actualizaciones, consulte el capítulo Configuración de la actualización.

Descargas de revisiones de seguridad

Los creadores de software malicioso suelen aprovechar diversas vulnerabilidades del sistema para incrementar la eficacia de la propagación de los códigos maliciosos. Por eso, las empresas de software controlan cuidadosamente la aparición de vulnerabilidades en sus aplicaciones y lanzan actualizaciones de seguridad que eliminan amenazas potenciales en forma habitual. Es importante descargar estas actualizaciones de seguridad apenas se emiten. Microsoft Windows y los navegadores Web como Internet Explorer son ejemplos de los programas que publican actualizaciones de seguridad de manera periódica.

Copia de seguridad de datos importantes

A los creadores de malware en general no les importan las necesidades de los usuarios, y la actividad de los programas maliciosos suele generar un funcionamiento totalmente defectuoso de un sistema operativo, así como la pérdida de datos importantes. Es imprescindible realizar copias de seguridad habituales de los datos importantes y confidenciales en una fuente externa, como un DVD o un disco externo. Este tipo de precauciones facilitan y aceleran la recuperación de datos en caso de una falla del sistema.

Exploración habitual del equipo en busca de virus

El módulo de protección del sistema de archivos en tiempo real maneja la detección de otros virus, gusanos, troyanos y rootkits conocidos y desconocidos. Esto significa que, cada vez que accede a un archivo o lo abre, se lo explora para evitar actividades de malware. No obstante, se recomienda realizar una exploración completa del equipo al menos una vez por mes, ya que las firmas de malware varía y la base de datos de firmas de virus se actualiza todos los días.

Seguimiento de reglas de seguridad básicas

Esta es la regla más útil y más efectiva de todas: siempre hay que tener cuidado. Hoy en día, muchas infiltraciones requieren la interacción del usuario para ejecutarse y propagarse. Si el usuario es precavido al abrir nuevos archivos, ahorrará un tiempo y esfuerzo considerables, que de otra forma se emplearían en desinfectar las infiltraciones. Estas son algunas pautas útiles:

No visitar sitios Web sospechosos con muchas ventanas emergentes y anuncios intermitentes.

Tener cuidado al instalar programas gratuitos, paquetes de códecs, etc. Solamente usar programas seguros y visitar sitios Web de Internet seguros.

Tener cuidado al abrir los archivos adjuntos de los correos electrónicos, en especial los mensajes de envío masivo y los mensajes de remitentes desconocidos.

No usar una cuenta de administrador para trabajar diariamente en el equipo.